You are here: Inicio CAPACITACIÓN Alimentación Una dieta saludable es una combinación de alimentos nutritivos y porciones adecuadas

Una dieta saludable es una combinación de alimentos nutritivos y porciones adecuadas

Correo electrónico Imprimir PDF

 

ALIMENTACIONSi usted desea comenzar una dieta más saludable para perder el exceso de peso, empiece por algunos truquitos que ayudarán a su cerebro a “digerir” una nueva forma de alimentación.

Qué tal si en lugar de tratar de llenar ese enorme plato donde sirve sus alimentos, lo cambia por uno más pequeño. La gente tiende a llenar los vasos, platos o tazas grandes. En cambio, si se utilizan recipientes pequeños, se pensará que hay más comida en el plato de la que en realidad contiene.

Otro ejemplo para continuar la batalla contra la báscula es cambiar algunas de sus costumbres, aunque sea poco a poco. Su organismo se acostumbrará lentamente a otro tipo de comida que le hará olvidar los sentimientos de culpa.

En lugar de llenar el plato con carbohidratos y grasas, elimine algunas de esas porciones por alimentos nutritivos. Antes de poner en la mesa la pizza o el burrito de queso, coloque una charola atractiva de verduras crudas de diferentes colores combinadas con frutas.

Luego cocine una sopa de verduras con muy poca o sin nada de grasa, pero muy bien sazonada con jitomate, cebolla, perejil o cilantro. Por último, saque la pizza, la cual también puede sustituirse por un filete de pescado asado o un guiso con tofu orgánico y su verdura predilecta.

Si va a comer en un restaurante donde los carbohidratos llenan la lista del menú, antes de llegar formule un plan. Primero, busque en esa lista lo que menos podría hacerle subir más libras, por ejemplo, una ensalada, unos frijoles de la olla o un caldo de pollo con verduras. Usted llenará su estómago con buenos nutrientes antes de comer los que le engordan.

También puede optar por comer frutas o verduras antes de llegar al restaurante y consumir sólo una parte de la porción servida. Tome un vaso grande de agua o jugo antes de pedir refrescos.

Porciones o ‘atracones’

Si no se ha percatado, analice la cantidad de comida que se sirve en este país (EE.UU). Cualquier especialista en nutrición le asegurará que su organismo no necesita ese bistec que cuelga del plato, esas enchiladas o frijoles que hasta brillan en las orillas o la hamburguesa barata que compra en los restaurantes de comida rápida. Al contrario, usted está consumiendo grasa y carbohidratos de más que se van a alojar exactamente en las partes más delatadoras de su cuerpo.

Por eso, esos especialistas sugieren aprender las diferencias entre las porciones de comida a las que la mayoría de la gente está acostumbrada y las raciones de alimentos que su organismo debe consumir, estipuladas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

“Una rebanada de pan o una tortilla de seis pulgadas son consideradas cada una como una porción, según el USDA; es decir, si una persona consume una de ellas, ya no deberá consumir otros carbohidratos en esa comida”, explica la dietista Carol Berg Sloan.

“La pirámide de alimentos ha cambiado y ahora se estipula que por lo menos se consuman seis raciones de frutas o verduras diarias”.

Por su parte, el Instituto Estadounidense de Investigación del Cáncer (AICR) aclara que una porción de alimentos es lo que una persona generalmente come, mientras que una ración es una medida estándar estipulada por el USDA.

“La cantidad de comida que consume una persona difiere de los requerimientos de otra”, aclara Sloan. “Por ejemplo, los hombres generalmente consumen raciones más grandes que las mujeres, pero, si un individuo trabaja en una oficina y no hace ejercicio, probablemente consumirá una cantidad menor de alimentos que una mujer activa”.

Sloan puntualizó que es esencial que la población conozca las porciones o raciones estipuladas por el USDA. “Muchos se conforman con hacer una comida consumiendo tres rebanadas de pizza o un burrito de queso, lo que se traduce en el consumo de tres porciones de grasa y carbohidratos. En lugar de esas tres porciones deben consumir sólo una porción y cambiar las otras dos por alimentos nutritivos”.

El AICR sugiere poner especial atención a las porciones de pasta, arroz, papas, pan blanco o dulce y sólo consumir una ración que no rebase el tamaño de la mitad de una bola de beisbol.

Lourdes López
Redactora de Vida y Estilo